¿Drones para mejorar la remolacha?

0

La Universidad de Sevilla estudia el uso de nuevas tecnologías, como los cuadricópteros y sus fotografías aéreas de precisión, para mejorar el rendimiento de cultivos esenciales en León, como la remolacha.

Publicado en ileon

Las nuevas tecnologías al servicio del campo. Esta es una nueva filosofía que se implanta cada vez con más fuerza en la agricultura y cuyos avances están sustentándose en cultivos muy importantes en la provincia de León, como la remolacha.

El grupo de investigación ‘Mecanización y Tecnología Rural’ de la Universidad de Sevilla está trabajando en una innovadora investigación que busca el objetivo de utilizar herramientas de agricultura de precisión para establecer un manejo sostenible del control de mala hierba y del riego. Su investigación se centra, en concreto, en el tomate y en la remolacha azucarera.

Llama la atención el uso, para algunas de estas labores, de los conocidos como drones, vehículos aéreos no tripulados que se emplearían para tomar imágenes de los cultivos y dotar así de una información precisa que utiliza tecnología de geoposicionamiento mediante GPS.

En 2013, la provincia leonesa sumó 5.250 hectáreas de cultivo de esta raíz, con una producción situada en torno a las 70.000 toneladas. El mantenimiento de la fábrica azucarera de La Bañeza tiene mucho que ver con la importancia de este cultivo en el campo leonés.

En una nota de prensa, la Universidad sevillana expone que en cultivos como la remolacha, el coste para evitar daños que les afectan representa más del 20 por ciento del coste total de producción. Por eso, el uso de estas tecnologías “redundarán en una disminución del empleo de herbicidas, una mejora de la calidad del cultivo y una reducción de los costes de producción”, ha explicado el coordinador del proyecto y profesor de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Agronómica de la US, Manuel Pérez.

Asimismo, los expertos señalan que el manejo localizado en la explotación agrícola produce una reducción de los costes energéticos, lo que permitirá al sector afrontar el desafío que supone el nuevo escenario energético: ahorro de energía y la mejora de la eficiencia energética.

Para el control de mala hierba sin usar herbicidas este grupo propone la investigación de nuevas metodologías para la detección de las plantas de cultivo con precisión centimétrica, y el uso de sensores optoeléctricos y de posicionamiento en tiempo real para el control de esta hierba, además del desarrollo de modelos y algoritmos para la detección e identificación de plantas de cultivo basados en metodologías de clasificación supervisada y aplicados a imágenes multiespectrales tomadas desde vehículos aéreos no tripulados.

Con esta metodología se eliminará el control manual de mala hierba en parcelas donde el uso de herbicida no es eficaz, sin dañar además al cultivo durante la operación, lo que supone un gran avance para el sector del tomate y la remolacha azucarera, y siendo compatible con otros cultivos sembrados o plantados en líneas.

Si estás aquí...¡entonces te interesa la Geomática!

Recibe mensualmente una selección de los mejores contenidos.

Tu mail jamás será compartido con nadie y puedes darte de baja cuando quieras con un sólo click.

Deja un comentario